Uno de mis primeros cuernos

Esto me lo explicó mi mujer años después de que pasara. En una entrega de proyecto tuvo que ir a trabajar a casa de un compañero de trabajo. Era verano y hacía un calor horrible. Abrieron una botella de vino para que el trabajo fuera más ameno y con el calor se fueron quitando algo de ropa para estar cómodos. Empezaron a hablar de relaciones y de si eran o no infieles y qué era infidelidad y qué no. Tras hablarlo mucho entre copa y copa llegaron a la conclusión que por el culo no era infidelidad y se pusieron a relajar tensiones.